• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Una colonia de flamencos entra en las viñas de Valdepeñas

Imagen de la zona colonizada.Jesús Sánchez García · Las abundantes lluvias de estos dos últimos años aunque han tenido sus cosillas negativas como alguna que otra inundación y perdida de cosechas ,también han tenido grandes cosas positivas, se nos han llenado los pantanos, los acuíferos subterráneos se han recuperado rápidamente , mejores cosechas por lo general,  y una cosa que a casi todo el mundo le pasa desapercibida y es que se han recuperado y han resurgido humedales que hacia muchos años que no se les conocía , ya no las tablas de Daimiel , que están esplendorosas. Sino pequeñas lagunas salteadas por nuestra geografía cuyo espacio ya estaba invadido por los cultivos.

Pues bien estas pequeños humedales que ha resurgido en lugares donde seguro ya los hubo hace muchos años forman pequeños ecosistemas que atraen a colonias de  aves acuáticas y otra fauna , que no se les conocía por estos lugares  como son los flamencos. Y es que en la carretera de Daimiel  se ha formado una laguna entre las vides  de unas 10 hectáreas que contiene una simpática colonia de mas de 200 ejemplares de flamencos, por las mañanas y por las tardes el cielo manchego se viste de rosa que en contraste con le verde de las viñas hacen un espectáculo digno de ver.

Los flamencos tienen ese pico especial con el que separan el barro de la comida, la filtración se hace por estructuras filamentosas llamadas lamelas, son pequeñas láminas que están en las mandíbulas, tienen una lengua áspera y grande.

Estas aves son fáciles de reconocer por su tamaño, largas patas rojas, largo cuello, y por el color blanco rosado de su plumaje, grandes alas, cola corta, casi siempre parados sobre una pata, y con la otra arrollada. Miden entre 80 cm y 135 cm, pesan de 2 a 3 kg, las hembras son más chicas. Son buenos voladores, vuelan con el cuello estirado hacia delante y las patas hacia atrás. Vive en lagunas poco profundas o desembocadura de ríos, lagos, son aves que tienen que estar acompañadas, no les gusta estar solas, viven en colonias. Después de aparearse la colonia de flamencos se ponen a hacer sus nidos, en los lugares que el agua es más baja. Son aves muy ruidosas. El nido es un cono formado por barro, plumas, restos de vegetales, aplanado en su parte superior, ahí prepara una pequeña depresión donde pone un solo huevo, que incuban durante un mes, cuando nace el polluelo en nada se parece a sus padres.

A la pregunta de por que están aquí y no en otro sitio solo ellos lo saben y hasta cuando estarán. Imagino que hasta que se seque la charca y la comida escasee. Y es que amigos donde hay agua hay vida.