• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

La estela de Alamillo. Arte de un pueblo guerrero de hace 3000 años

Conjunto  espada y estelaJosé González Ortiz · En el mes de Abril del año 1980 y, gracias las informaciones de un grupo de excursionistas (familiares y amigos…) por el rio Alcudia y cerca de la localidad de Alamillo (Ciudad Real), descubrí la que llamé –y así es conocida- como “Estela de Alamillo”. Entonces me hablaron de unas piedras con rayas que habían visto cerca del rio Alcudia –Dehesa de Castilsera-. Cuando las inspeccioné días más tarde, comprobé que se trataban de piedras rayadas por rejas de tractores y sólo una de ellas, cubierta por tierras y carbonatos, resultó –como aclaré “in situ”- una Estela de guerrero prehistórica de la Edad del Bronce Final, hasta entonces desconocida y que rescatamos del lugar envuelta en una manta que llevé a propósito de casa. Una Estela de guerrero con más de 3000 años de antigüedad y que deposité en el año 1981 en el Museo Provincial de Ciudad Real, días antes de su apertura (Se inauguró en 1982) y siendo entonces su director D. Rafael García Serrano.

El mundo de las Estelas

Las Estelas de guerrero que han aparecido (tres depositadas en el Museo Provincial) en la provincia de Ciudad Real tienen relación con enterramientos de jefes guerreros y cultos necroláticos en general. Su área de difusión a nivel territorial se ubica en la cuenca del Guadiana abarcando Extremadura, la Mancha, Andalucía occidental y zona sur de Portugal. Otra Estela de guerrero similar a las citadas ha aparecido en Inglaterra, conservándose en el British Museum de Londres un ejemplar “calcado” a los ejemplares de Alamillo y extremeños. Se trata del arte de un pueblo guerrero que representaban grabando sobre piedra su “homenaje o recuerdo” hacia algún personaje distinguido, generalmente un jefe. Estelas que como he referido, se han descubierto tres ejemplares en nuestro territorio provincial. Todos los ejemplares existentes y estudiados comienzan a aparecer en la Edad del Bronce Medio/Final (Edad del Bronce II y Edad del Bronce III) y siendo el ejemplar hallado en Alamillo encuadrable en torno al siglo X antes de Cristo (año 1000 antes de Cristo). En dichas Estelas se solía representar la “panoplia” del guerrero así: espada, lanza, escudo, carro esquematizado… En la Estela de Alamillo aparece esquematizada una lanza, otro personaje, una “makana”…, cinco misteriosos círculos superpuestos (¿Cómputo de tiempo?)… y, una espada de hoja en forma de “lengua de carpa” y empuñadura en antena característica de las fases finales de la prehistoria y cronológicamente en el entorno del primer milenio antes de Cristo. La espada representada es similar a los ejemplares de espadas de bronce que aparecieron de forma fortuita en Puertollano. Grupo de armas de la Edad del Bronce Final que se encuadraron por su tipología y técnica de elaboración en el siglo X antes de Cristo. En la Estela de Alamillo como he referido, se representa al jefe guerrero con su casco de cuernos como si fuera a entrar en combate e infundir temor y autoridad, parte de su armamento y, otro personaje que bien pudiera ser un rival peor armado vencido.

Las espadas de Puertollano

En Julio del año 2000, aparecieron de manera fortuita en las inmediaciones de la Dehesa Boyal de Puertollano, catorce espadas (espadas/puñales) de la Edad del Bronce Final. Descubrimiento arqueológico casual, único por sus características en nuestra comunidad de Castilla-La Mancha. No se sabe si se trataba de un depósito de distintas procedencias en un yacimiento, los restos de un ritual guerrero, un ocultamiento ó el escondrijo de un fundidor de metales de la época… El hallazgo ocurrió en una finca del Valle del rio Ojailen (rio que vierte en la cuenca del rio Guadalquivir) cuando se procedía a iniciar las obras de ampliación de una vivienda. En un principio se encontró nueve piezas, apareciendo posteriormente otras cinco más. Las espadas prehistóricas de Puertollano son similares a armas ofensivas/defensivas aparecidas en Galicia, Portugal y Extremadura… Recordamos también en Puertollano el descubrimiento fortuito de un escondrijo de distintas hachas pulimentadas de piedra de la Edad del Bronce (se recuperaron cinco ejemplares) en el “Poblado Calvo Sotelo” y a finales del siglo XIX se halló en un enterramiento aparecido en el Cerro de San Sebastián (A la entrada de Puertollano) una espada argárica de la Edad del Bronce Medio (Bronce argárico, sobre el año 1500 antes de Cristo) depositada en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid.