• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Eusebio Portillo: “Todos los empresarios que estamos en FEVAM es porque realmente creemos en el futuro del Valle de Alcudia”

image

Oretania.es · Empresarios y autónomos de la amplia comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona decididos a hacerse oír, a influir en la toma de decisiones que afecta al conjunto de un territorio que no acaba de despegar pero que, por separado, tiene todos los mimbres para reivindicarse como tierra de futuro y de riqueza. Es la filosofía con que nace FEVAM, la federación que quiere aglutinar las inquietudes de tantos profesionales que se desviven por sus negocios, pero que en las doce poblaciones de esta comarca no acaban de percibir para las generaciones venideras ese horizonte donde puedan ganarse la vida cuando les toque y la emigración sea, sólo, un capricho.

En fechas atrás se daba a conocer el alumbramiento de esta organización, tras una concepción que se ha ido demorando y que tuvo como hito la reunión desarrollada meses atrás por el Centro de Desarrollo Rural del Valle de Alcudia para pedir a los empresarios representación en el Grupo de Acción Local ante el nuevo periodo de gestión de fondos territoriales con vigencia hasta 2020.

“Se trata de una inquietud que no surge de la noche a la mañana”, confiesa su presidente. Eusebio Portillo, designado por consenso del resto de miembros de la actual directiva fundacional como presidente de la Federación de Empresarios del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, reconoce que era preciso “dar ya el paso”, tras casi un lustro apreciando que “efectivamente, no hay iniciativas lo suficientemente alentadoras a medio o largo plazo como para que el futuro aquí de nuestros hijos y nietos tenga una perspectiva”.

Aprovechando pues aquella reunión se lanzó entre los presentes esta acción de unidad que, con el transcurrir de las semanas, ha empezado a echar raíces gracias al interés de “la mayoría que allí estábamos”. Tras diversas y constructivas reuniones, el ente acaba de definir objetivos, filosofía de trabajo, organización y, por supuesto, la documentación legal que formaliza su constitución y que a mediados de junio, si todo prosigue conforme al cronograma previsto, habrá de ser ratificado en la primera asamblea general que a cabo se lleve.

Uno de las primeros aspectos por los que hubo de decidirse era el modelo a seguir. “Inicialmente no sabíamos si sería una asociación, pero creo que hemos acertado en hacerla federación porque hay muchas asociaciones en el Valle de Alcudia a las que dar cabida y tener, así, muchísima más representatividad empresarial”, afirma este emprendedor cuyo negocio radica en la informática y los cursos de formación que ofrece en Almodóvar del Campo.

Otro objetivo que posibilita la fórmula federativa es que “no sólo queremos dar cabida a empresas, sino también a asociaciones empresariales”, señala Portillo. Un claro ejemplo es la también reciente Asociación de Empresarios de Argamasilla de Calatrava, que con más de 80 miembros de esta otra localidad, está presidida precisamente por quien ostenta la vicepresidencia de FEVAM. Pero lo cierto es que también existen otras asociaciones en la comarca relacionadas con la ganadería o el turismo y que sumarían sus voces en este ente sin desdeñar, desde luego, sus propios posicionamientos sectoriales.

La facilidad o la agilidad  representativa en ámbitos de decisión para el conjunto de la comarca son las ventajas más inmediata que supone para este tipo de colectivos ser miembro federativo, cuyo máximo representante avanza que “vamos a promover el asociacionismo entre los propios empresarios, creando otro tipo de asociaciones sectoriales”. Por poner algún ejemplo habla del comercio, de minoristas de alimentación,… Así, poco a poco, con la fuerza de la unidad FEVAM pretende “tener un lugar en las mesas donde se habla de empresarios y de nuestros proyectos”, dice Portillo.

Modus operandi
Tras siete borradores de estatutos, el 5 de mayo se celebró propiamente dicho el acto fundacional de la Federación con ámbito operativo en las misma docena de poblaciones que forman parte de la Asociación para el Desarrollo Sostenible del Valle de Alcudia y Sierra Madrona.

Se trata por tanto de un territorio muy amplio y, dado el carácter multisectorial con que nace FEVAM, la entidad gestionará su funcionamiento a base de dos figuras de delegados: el territorial y el sectorial. “Por eso primero se van a crear doce delegados, uno por cada población del ámbito de influencia que tenemos, que recogerán las inquietudes de los empresarios de la zona y los sectoriales se dirigirán a empresarios y asociaciones de cada sector para también ver también qué problemas hay y qué soluciones se pueden plantear”, en palabras de Eusebio Portillo.

El fruto de la labor de estos delegados la canalizarán cuatro vocales, dos sectoriales y otros tantos territoriales, hacia el seno de la junta directiva que articulará las acciones que sean menester.

Prácticamente está definida la composición de la directiva. Al presidente Eusebio Portillo y la vicepresidenta Eva María Ruiz, de Argamasilla de Calatrava, se suman como secretarios María José Sendarrubias y Raúl Aragón, de Almodóvar; los vocales de delegados territoriales Eusebio Fernández Cuadra, de Brazatortas y Concepción Sánchez Tello, de Almodóvar; y uno de los dos vocales sectoriales, Marcelino Sendarrubias. Pendientes únicamente de confirmar la otra vocalía sectorial y la tesorería que, al igual que en el resto de designaciones, se cubrirán “con el consenso de los interesados”.

A mediados de mayo quedó también planificada la línea de trabajo a desarrollar para tener listo antes de la asamblea general. Dosieres, fichas y clasificación de sectores y empresas y la asignación de quiénes se entrevistarán con los alcaldes para dar a conocer la creación de la Federación, en unas reuniones que se completarán con el resto de empresarios de cada municipio. A mediados de junio, el resto de asociados y colectivos federados habrá de ratificar estos acuerdos y dar luz verde a los objetivos que, a medio y largo plazo, se han marcado, así como a la imprescindible campaña de difusión.

“No queremos correr y que luego nos caigamos. Lo principal ahora es buscar apoyos y rodearnos de personas que realmente quieran ayudarnos en este tema y sentar bases sólidas para que el proyecto sea, efectivamente, a largo plazo y seamos el referente empresarial en toda la zona” afirma el presidente, para quien esto último tardará un par de años en lograrse.

Oportunidades de futuro
La amplísima comarca del Valle de Alcudia y Sierra Madrona es zona rural, cuyo principal valor pasa por el sector primario. “Uno de los pilares de nuestro trabajo es buscar riqueza donde existe o donde podemos sacarla”, apunta Portillo. Por eso, FEVAM se ha propuesto potenciar la agricultura y la ganadería, como bases sólidas de la economía en este territorio, pero también apostar decididamente por el turismo.

“Todo ello es lo que va a poder generar y traer riqueza a la zona, son los principales pilares. A partir de ahí, el tejido empresarial se conjugará en torno a estas cosas, está clarísimo: el comercio, los servicios a empresas, los bares, la restauración,… todo eso son servicios que van surgiendo conforme hay riqueza”, dice Eusebio Portillo. “Si no hay un tejido empresarial productivo de inicio, todo lo demás va a menos y por tanto hay que potenciar donde hay riqueza para que todo lo demás vaya saliendo”, insiste.

La potenciación de ese primer sector productivo, muy activo de por sí, podría llegar con la puesta en marcha de una Denominación de Origen del Valle de Alcudia y Sierra Madrona, aglutinadora de todo lo que se produce en la comarca y como seña de calidad de la misma. “Ya hay algunas iniciativas sectoriales creadas, pero nuestra vicepresidenta ya ha empezado a trabajar en ver la manera de crear esta figura, aunque sabemos que es a largo plazo”, explica el presidente federativo.

Y es que también se hace preciso saber vender bien esta producción de calidad. “Los empresarios trabajamos como burros, cualquier autónomo echa no menos diez horas y se les hacen cortas, pero no sabemos vendernos para nada. Aquí salen productos extraordinarios, buenísimo, y sin embargo esperamos a que venga el cliente a pedirnos el producto. Ésa es una mentalidad que debe de cambiar, somos nosotros los que debemos salir fuera a ofrecer el producto y ofrecerlo bien, promocionarnos”, enfatiza.

Ese lastre de la mentalidad anquilosada en lo viejo y su cambio o actualización es una de las tareas que se propone conseguir la Federación, aunque reconociendo que es un objetivo que no se logra “a corto plazo”.

Escuela de Innovación Empresarial
La herramienta que ha de servir en pos de este empeño ha de ser la Escuela de Innovación Empresarial que, a medio largo plazo, esta federación empresarial pretende poner en marcha y que, entre otras cosas, articulará “charlas para que nosotros mismo vayamos cogiendo más formación a la hora de ahondar en este sentido”.

Un ejemplo a seguir y que debería servir de ejemplo en este empeño de “saber vendernos” se encuentra en una nueva marca de calidad de aceite producido en Almodóvar del Campo por COVICAR. “Puede parecer una tontería, pero ha hecho un producto a través de la Cámara de Comercio con una nueva marca comercial que es más atractivo para la venta y se está intentado exportar a Inglaterra. El aceite de Almodóvar es bueno, pero lo que hay que hacer es buscar fórmulas para que no se vayan esos aceites a granel y que se vendan en productos pequeñitos que es como realmente se saca dinero”.

Por tanto, “la distribución y la venta es uno de los grandes objetivos que tenemos que intentar. Y eso pasa por cursos y talleres para que la gente invierta”, avanza Portillo, para quien también se ha de desterrar la sensación de que “la inversión en promoción y publicidad es dinero perdido”. Hay veces, en cambio, que sencillamente “no sabemos cómo hacerlo” y es ahí donde entrará en juego la Escuela de Innovación Empresarial.

También desde ella “queremos acercar a los colegios e institutos la mentalidad empresarial, para enseñar a los niños y jóvenes que hay otras alternativas más allá de ser funcionario como crear tu propio negocio y vivir de eso que quieres”. En pos de este pretendido y complicado “cambio de chip” se ven irrenunciables también este tipo de acciones, orquestadas en torno a varias jornadas al año en los centros docentes, donde “contar nuestras experiencias”.

Otras intenciones en cartera
En la ambiciosa ‘hoja de ruta’ de FEVAM se plantea poner en marcha otras acciones. Una de ellas es un Punto de Atención al Empresario, “una herramienta que será interesante para las iniciativas empresariales que surjan”. Eusebio Portillo es consciente de sus ventajas porque, en general, “la gente no sabe hacer un plan de empresa, que analice viabilidades en diferentes plazos, puntos críticos, gastos, productos financieros, solicitud de subvenciones, fiscalidad, figuras administrativas,…”.

También se establecerán compromisos de comportamiento a través de un código deontológico de obligatorio cumplimiento y que velará especialmente por evitar la competencia desleal, la realización de diferentes jornadas sectoriales, la puesta en marcha de una página web eficiente, etcétera.

Y en el apartado de ventajas más inmediatas para los asociados consta la creación de una tarjeta federativa para captar y fidelizar clientes a base de descuentos, tarifas ventajosas a la hora de contratar seguros y productos bancarios, facilidades para implementar sistemas de prevención de riesgos,…

Más de un millar de empresas y autónomos
El horizonte para esta recién nacida organización parece llano, habida cuenta de la carencia en este vasto territorio de un ente de similares características. Hacer camino costará por esa mentalidad tradicional que se pretende movilizar hacia posiciones más del siglo XXI, pero lo cierto es que hay posibilidades. Por delante, la capacidad de atraer a numerosos socios de ese censo [pendiente de actualizar dado que el CEDER los contabilizó hace unos años ya] las 1.400 empresas y autónomos con domicilio en esta comarca.

“Nuestro objetivo es integrar a entre 150 y 200 socios en el primer año, pero lo que deseamos por encima de todo es que nuestra organización sea funcional y nuestra palabra tenga peso a nivel empresarial, institucional y político”, refiere el presidente de FEVAM.

“Todos los que estamos aquí es porque realmente creemos en el futuro del Valle de Alcudia y creemos que es necesario que la representación de los empresarios esté en todos los lugares activos y actuales de la sociedad. Ahora mismo los empresarios no estamos representados en ningún sitio y las decisiones en los ayuntamientos y por parte de otros agentes se toman de manera independiente; si nadie lo hace, nadie nos va a llamar. Nosotros vamos a empezar a exigir que queremos estar ahí, de tal forma que en la toma de decisiones sobre esta comarca tengamos de momento voz, pero a largo plazo queremos tener parte activa”, abunda el presidente de la organización.

Y a modo de colofón, Portillo retoma el inicio de la conversación reiterando que “éste es un proyecto a largo plazo para las generaciones que vienen. Siendo egoísta con mi tierra y con mis amigos y familiares yo quiero que esto funcione porque lo que va a traer es riqueza a la zona y que nuestros hijos, en el futuro, no tengan que irse al extranjero sino que si surge alguna nueva empresa pues tendrán oportunidades aquí”.


Hay que regular espacios industriales

En la intensa y completa entrevista que mantenemos en su despacho profesional, Oretania no quiere dejar de pasar la ocasión de que, como natural y vecino de Almodóvar del Campo, el presidente de FEVAM se pronuncie sobre algunos aspectos más domésticos, muy manidos desde hace lustros, pero que siguen en dique seco.

El tan traído y llevado polígono industrial es, o más bien era hasta la irrupción de la crisis, un argumento político con particular efervescencia cada cuatro años. Como muchos piensan hoy en día, “efectivamente, Almodóvar ya perdió ese tren porque se tendría que haber hecho hace 20 años”.

Pero, independientemente de eso, Portillo ve imprescindible “regular suelo industrial”. Y es que la no disponibilidad de un polígono no quita que se pueda orientar a cualquier iniciativa interesada por instalarse en el municipio sobre qué zona es adecuada para ello. “Ha pasado que determinadas empresas se han ido porque no hay un sitio donde asentarse”, advierte.

La herramienta precisa es el Plan de Ordenación Municipal, “que el Ayuntamiento ya de hecho tiene algunas iniciativas” tal y como indica el presidente de FEVAM. “Pero también ahí queremos estar nosotros, para dar nuestro parecer sobre posibles zonas industriales”, que no necesariamente deben urbanizarse y dotarse de servicios en su integridad sino que, como aconseja Portillo, “se pueden ir introduciendo los servicios necesarios conforme vaya siendo preciso”.

En todo caso, Portillo no desdeña abrir perspectivas menos localistas en favor del común interés para todas las poblaciones a las que representa la federación, y tal vez pueda ser más interesante ubicarlo en otros enclaves.

Otros temas que tiene en cartera pasan por la puesta el marcha del matadero o de un matadero conforme requieren los ganaderos de la comarca y en cuanto al convenio anunciado por el alcalde almodovareño con la Escuela de Organización Industrial, se muestra encantado con que pueda hacerse efectivo porque “cuenta con formadores extraordinarios y punteros en todos los sectores”. Por eso, si el Ayuntamiento ya ha hablado con ellos intentaremos tender puentes desde la Federación y apoyar esos posibles acuerdos.