• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

El Grupo Parlamentario Popular considera que no financiar los servicios religiosos en hospitales o residencias es atacarlos

Foto de archivo del portavoz parlamentario popular, Francisco Cañizares El portavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Francisco Cañizares, ha denunciado el ataque del PSOE  y Podemos a enfermos y personas mayores que se encuentran en residencias y que no pueden por sí mismos acudir a servicios religiosos cuando lo necesitan. Según ha indicado en el debate de la Proposición no de Ley presentada por los Grupos Parlamentarios Socialista y Podemos ante el Pleno de las Cortes relativa a la libertad para recibir atención religiosa, este ataque no está justificado porque se trata de un derecho fundamental que los poderes públicos están obligados a garantizar.

En este sentido, Cañizares ha recordado que este acuerdo, establecido en 1985, lo adoptó y lo mantuvo el PSOE durante todos los periodos en los que ha gobernado “pero parece que ahora  esta asistencia religiosa en hospitales o centros asistenciales públicos ya no es un derecho fundamental”, algo que se debe, a juicio del dirigente popular, al sesgo anticlerical que ha adoptado el PSOE de Castilla-La Mancha con tal de gobernar.

Asimismo, ha resaltado que esta asistencia religiosa es un derecho que se ofrece en los centros públicos como también se ofrecen otras atenciones sociales, psicológicas y lúdicas. Por lo tanto, “ustedes hablan de Iglesia y nosotros de pacientes, que es lo que a nosotros nos importa”.

Cañizares también ha indicado al PSOE y a Podemos que “podrían subsanar la supuesta desigualdad que se genera a raíz de la prestación de atención religiosa acordando con otras confesiones dicha asistencia, pero “la igualdad que pretenden es suprimir derechos, no igualarlos”.

Además, el portavoz del GPP ha exigido a Page que, en lugar de proponer esta PNL y traerla a las Cortes junto con Podemos, se dedique a trabajar por los problemas de los ciudadanos, por mejorar los servicios públicos y dejen en paz la libertad religiosa de los ciudadanos.