• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

El gobierno de Castilla-La Mancha invierte 160.000 euros en el nuevo punto limpio de Navalpino

Redacción El delegado de la Junta de comunidades en Ciudad Real, José Fuentes, y el delegado provincial de Industria, Energía y Medio Ambiente, Juan José Fuentes han inaugurado esta semana el “punto limpio” de Navalpino, una infraestructura que responde a la voluntad del Ejecutivo regional de fomentar la recogida selectiva, que se plasma en el Plan de Gestión de Residuos Urbanos de Castilla-La Mancha.

Así, todos los vecinos de la localidad podrán depositar en este lugar residuos voluminosos o especiales como muebles, enseres, ropa, electrodomésticos, pinturas, aceites o baterías de vehículos, sin tener que ajustarse a calendarios determinados de recogida junto a la basura orgánica.

La construcción de este “punto limpio”, que ha supuesto al Ejecutivo regional una inversión de 160.000 euros, se enmarca en la red que se está desarrollando en toda nuestra comunidad autónoma y que, en el caso de la provincia de Ciudad Real, ha supuesto una inversión de cerca de 1,8 millones de euros.

De este modo, además de Navalpino, en el último año Carrión de Calatrava, Poblete, Agudo, Chillón, Calzada de Calatrava, Torrenueva, Santa Cruz de Mudela, Villanueva de la Fuente, Castellar de Santiago, San Carlos del Valle y Torralba de Calatrava se han sumado también a este Plan, por lo que prácticamente todos los municipios de la provincia de más de dos mil habitantes disponen de esta infraestructura.

La Consejería de Industria, Energía y Medio Ambiente habilita los puntos limpios a petición de las corporaciones locales, que ceden los terrenos para su construcción. Los ayuntamientos se encargan luego de gestionarlos, lo que incluye la formalización de un acuerdo con una empresa del sector para la retirada y sustitución de los contenedores. En el caso que nos ocupa, el Ayuntamiento de Navalpino ha firmado un convenio con el consorcio de Residuos Sólidos Urbanos de Ciudad Real.

Contenedores

Los puntos limpios como el inaugurado en Navalpino disponen de contenedores de varios tipos diseñados para almacenar diferentes residuos. Cuentan con un mínimo de tres grandes contenedores metálicos para  muebles, colchones, chatarra o escombros procedentes de obras menores, una línea de iglúes verde, azul, amarillo y blanco para alojar respectivamente vidrio, papel y cartón, plásticos y ropa, y una serie de contenedores específicos para recoger residuos peligrosos por su alto poder contaminante: aceites de uso doméstico, aceites de motor, pilas y acumuladores, baterías, filtros y pinturas y disolventes.

En Castilla-La Mancha hay 158 puntos limpios, de los que 28 son móviles. El Gobierno regional tiene prevista la construcción paulatina de esta infraestructura, no en vano ya  hay programados otros 20, con el fin de que en 2018 el 100% de la población tenga acceso a la misma.

Visita

Además de visitar el “punto limpio” de Navalpino, el delegado de la Junta de Comunidades en Ciudad Real mantuvo una reunión de trabajo con el equipo de Gobierno de la localidad, con su alcalde, Emiliano Muñoz, a la cabeza.

Uno de los temas que centraron el encuentro fue la reforma de la Casa Consistorial de este municipio con el fin de lograr la plena accesibilidad no sólo del edificio sino también de su entorno. Se trata, señalaron, de eliminar las barreras arquitectónicas y de adecuar este espacio para atender las necesidades de los vecinos en las mejores condiciones.

“El Ayuntamiento es la administración de referencia para el ciudadano. Por eso, tenemos que ofrecerles un servicio propio del siglo XXI”, señaló Fuentes. Para ello, Navalpino ha solicitado ya la firma de un convenio con la Consejería de Administraciones Públicas.

Igualmente, José Fuentes se interesó por el Taller de Empleo que se está desarrollando en la localidad en materia de asistencia social. Así, tras comprobar in situ el alto nivel de satisfacción de las ocho participantes en el mismo, destacó la importancia de los nuevos yacimientos de empleo que está originando la Ley de Dependencia.

Este Taller de Empleo ha supuesto una inversión del SEPECAM de 81.300 euros y permitirá la formación teórico-práctica de ocho mujeres del municipio en el cuidado y atención a personas dependientes.

Por último, los representantes municipales informaron al delegado sobre una serie de proyectos turísticos que se gestarían al amparo del Parque Nacional de Cabañeros, de los que éste tomó buena nota.