• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Cerca de un centenar de personas participaron en la ruta cicloturista de Alcolea de Calatrava programada por la Diputación Provincial.

Redacción · Tras el éxito cosechado en la primera ruta cicloturística realizada en marzo en Mestanza, nuevamente numerosos ciclistas se animaron a participar en la que tuvo lugar el domingo, que en esta ocasión partía de Alcolea de Calatrava, el objetivo que se persigue con la organización de esta actividad, habrá una tercera que partirá de Ruidera es el de difundir y facilitar la práctica deportiva, unida al conocimiento del patrimonio natural y cultural de la provincia de Ciudad Real y el disfrute de la naturaleza como ocio deportivo en torno a la bicicleta. En esta ocasión ha sido la población de Alcolea desde donde ha partido esta ruta organizada por la Peña Ciclista "Francisco Javier Cerezo".

El diputado de Deportes, David Triguero, fue el encargado de dar la salida, a esta ruta, organizada por la Peña Ciclista “francisco Javier Cereza, que comenzó a las 9:30 con noventa participantes congregados en un día soleado y agradable, dispuestos a recorrer los más de 25 kilómetros programados por el Campo de Calatrava.
Para la primera vista tocaba subir a la laguna Volcánica de Peñarroya, con la consiguiente dificultad montañosa añadiendo a la dureza natural de la subida, el agua y el barro que se encontraron en la parte final de la subida, en el sendero hacia el observatorio de Peñarroya, desde donde se podía ver la ya mencionada laguna de Peñarroya y la laguna de Valverde, algo más lejana, y sobre todo la vista maravillosa que ofrecen los cráteres del volcán de Peñarroya. Después se descendieron al mismo pie de la laguna, para hacer una parada de descanso y recuperar un poco las fuerzas disfrutando del paisaje.
Una vez repuestas las energías, los participantes emprendieron camino por la vía pecuaria en sentido Alcolea, encontrando a su paso vacas pastando y numerosos tramos con agua, fruto de las lluvias pasadas. Ya en Alcolea se subió hasta la Ermita del Cerro de la Cruz, desde donde se pudo observar la laguna de Alcolea y el Volcán del Cerro de la Cruz.

Precisamente desde el cerro se continuó camino al campo de fútbol de Alcolea, donde los ciclo-ruteros pudieron darse una merecida ducha y posteriormente degustar una comida típica a base de migas y gachas, acompañados con de productos propios de la ocasión como el chorizo, torreznos y pimientos. Todo ello regado con un buen vino de la tierra.
La Peña Ciclista Francisco Javier Cerezo ya está trabajando en la organización para la tercera y última ruta de la temporada que se celebrará en Ruidera el próximo 19 de mayo.