• Portada
  • Contrate su publicidad con nosotros
  • Aviso Legal
  • Buscar
 
 

Agricultores de El Torno se suman al proyecto hortícola promovido por el Ayuntamiento

Cerca de una decena de agricultores de la EATIM El Torno se han adherido al proyecto hortícola que han promovido diferentes Ayuntamientos de la comarca consistente en aprovechar el terreno de regadío para sembrar otros tipos de cultivos con el fin de mejorar el rendimiento de los agricultores y generar empleo.

En una primera fase que se llevará a cabo a mediados de enero, los agricultores interesados destinarán unas 20 hectáreas de terreno a cultivar pimientos y brócoli, una cifra que podría ir aumentándose progresivamente en función de los resultados.

El alcalde de El Torno, Javier Colado, ha explicado que “de las tierras de regadío de la zona se podría obtener mayor productividad puesto que actualmente están dedicadas única y exclusivamente a la siembra de maíz”. Con este proyecto, podrían sacarse un total de tres cosechas anuales, puesto que en los meses de enero y septiembre se plantarían brócoli y pimientos, mientras que en primavera y verano se destinaría al maíz.

“Se trata de un proyecto muy importante para la zona, un revulsivo para la economía de los pueblos de la comarca, porque sólo en la recogida se necesitan cuatro trabajadores por hectárea, lo que supone la creación de muchos puestos de trabajo”, señala Colado, quien añade que el proyecto también incluye la creación de una conservera o congeladora, “que generaría más empleo”.

El alcalde recordaba que en toda la comarca hay 5.500 hectáreas destinadas al cultivo del maíz y afirmaba que “si este proyecto cala entre los agricultores, podría suponer la transformación económica de toda la zona, habría jóvenes que se interesarían por la agricultura poniendo solución al envejecimiento del sector y, además, contribuiría a fijar población en nuestros pueblos, otro de los problemas del medio rural”.

Periódicamente, se han ido celebrando reuniones con los agricultores de la zona para darles a conocer otras posibilidades de cultivo e informarles de las oportunidades que se pueden generar, aunque son los agricultores quienes deciden si participan en el proyecto y quienes deben desarrollarlo.